Usuario: Contraseña: Recordar Contraseña: Recuperar contraseña / Registrarse
JUN
16

Cirugía de retina y glaucoma


desprendimiento retina, perdida visión retina

Un interesante artículo sobre el impacto de la cirugía retiniana en la aparición de glaucoma como efecto secundario. En concreto, el 10% de los pacientes operados mediante vitrectomía (cirugía de referencia para abordar problemas de retina) sufre glaucoma tras esta intervención quirúrgica.

De todo el artículo hay un párrafo que retengo:

“Mientras que el aumento de la presión intraocular se produce de forma inmediata a la vitrectomía, el glaucoma no se manifiesta hasta pasados cinco años de la intervención.”

Artículo:

La cirugía de retina provoca glaucoma en el 10% de los pacientes

El Dr. Stanley Chang propone un seguimiento anual de los operados, ya que el glaucoma originado en la vitrectomía no se declara hasta pasados cinco años

El 10% de los pacientes operados mediante vitrectomía (cirugía de referencia para abordar problemas de retina) sufre glaucoma secundario a esta intervención, según ha afirmado esta mañana el Dr. Stanley Chang (USA) en el Congreso de Retina que reúne a 300 oftalmólogos en Barcelona.

Chang, considerado el padre de la vitrectomía moderna, ha aconsejado a sus colegas extremar las precauciones en la indicación y realización de esta complicada cirugía, que provoca unos cambios en el metabolismo ocular que pueden derivar en glaucoma. Además, el glaucoma secundario a la vitrectomía “es más grave y difícil de tratar que el glaucoma primario”, ha afirmado.

El oftalmólogo estadounidense ha explicado que “los cambios de oxigenación del espacio vítreo ligados a esta cirugía provocan, en un 30% de los pacientes, un aumento de la presión intraocular, uno de los principales factores de riesgo del glaucoma”. Mientras que el aumento de la presión intraocular se produce de forma inmediata a la vitrectomía, el glaucoma no se manifiesta hasta pasados cinco años de la intervención. Por ello, Chang ha destacado la necesidad de “realizar un seguimiento anual a los pacientes operados” y ha anunciado que está trabajando en localizar los factores de riesgo de esta complicación para aplicar, tras la vitrectomía, tratamientos que reduzcan la presión intraocular y ralenticen el avance del glaucoma en los pacientes susceptibles de sufrir la enfermedad.

Los cambios metabólicos en el espacio vítreo asociados a la vitrectomía también son la causa de la aparición de catataras, algo que se produce en más de la mitad de los pacientes sometidos a esta cirugía. “Sin embargo, se trata de una patología que, a diferencia del glaucoma, tiene tratamiento y que, en la mayoría de los casos, se soluciona con una segunda cirugía”, ha explicado el Dr. Borja Corcóstegui, director médico del IMO (www.imo.es) y coordinador del congreso.

Pese a las complicaciones asociadas a la vitrectomía, los especialistas coinciden en afirmar que éstas son mucho menores que sus beneficios. Según el Dr. Corcóstegui, “la vitrectomía ha permitido que muchos pacientes que hace unas décadas perdían irremediablemente la visión, puedan mantenerla o recuperarla a niveles muy satisfactorios”.

Tras empezar a utilizarse en los años 70, la vitrectomía se ha ido perfeccionando y sus resultados son cada vez mejores. Actualmente, es el tratamiento de referencia para muchas patologías retinianas, como el desprendimiento de retina, las hemorragias intraoculares, la aparición de tumores y de membranas o el agujero macular. El objetivo de esta cirugía es extraer el vítreo (un gel que rellena la cavidad ocular), cuando está enfermo o alterado, o cuando, aun estando en buenas condiciones, se requiere extraerlo para trabajar directamente sobre la retina. Antes de la intervención, se realiza un examen ocular detallado, a lo que puede añadirse una ecografía para saber el estado de los tejidos oculares, pruebas de contraste, como la angiografía fluoresceínica y un test electrofisiológico.

Stanley Chang

Stanley Chang, director del Departamento de Oftalmología del Edward S. Harkness Eye Institute de la Universidad de Columbia (Nueva York), ha desarrollado metodologías e instrumentos para la cirugía de los casos complicados de desprendimiento de retina. Entre sus aportaciones, destacan los perfluorocarbonos líquidos (PFCL), sustancias sintéticas transparentes con un elevado peso específico que marcaron un antes y un después en la cirugía vitreorretiniana. Introducidos a principios de los 90, constituyeron un hito en el manejo intraoperatorio de casos complicados. El Dr. Borja Corcóstegui fue el primero en usarlos en Europa.

Fuente:  Acceso

____________________________________________

A continuacion encontraras un recuadro de busqueda que te permitira encontrar otras noticias e informaciones relacionadas con este tema en nuestras Webs. Escribe tu consulta y te propondremos todos los articulos relacionados con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*

Una respuesta en Cirugía de retina y glaucoma

  1. OPTICA SAVIS dice:

    Me parecen intersantes estos datos. Por una parte creo que es bueno que los profesionales de optometría estemos informados de los resultados de las intervenciones oftalmológicas para que después “sepamos transmitirlo” a los pacientes. Por otra parte debemos saberlo para tenerlo en cuenta y adelantarnos a las consultas de nuestros pacientes y poder advertir de los riesgos existentes, dada la falta de información por parte, en algunos casos, de los ofalmólogos.